22 mayo, 2017

195

No creo que queden menos de 20 horas y siga sin saber,
sin saber si te tengo,
si te he perdido,
si me doy la vuelta y te espero
si digo adiós con punto final.


Te echo de menos,
y lo seguiré haciendo a partir de hoy,
porque habrá un final,
porque ya no te siento,
ya no te veo,
quiero equivocarme.


Quiero equivocarme,
y que vuelvas,
vuelve por favor,
y hazme volver a sentir.


Te quiero,
quiero verte volver cada día de mi vida,
pero hazlo por favor.


Vuelve siempre,


otra vez,
de vuelta.

185

Un día,
un día para declarar el final con bandera blanca,
o para unirnos,
de nuevo
tú y yo.


Un día que me responderá a muchas preguntas,
muchas que me seguiré cuestionando;
un día que me hará darme cuenta de muchas mentiras,
las cuales me seguiré creyendo.


Espero que en un día las cosas cambien,
espero mucho de alguien que me dijo que no esperara,
lucho por algo que puede ser mentira,
pero lucho porque se que por lo menos una cosa es verdad,
nuestro amor;
lucho por nuestra confianza y lealtad,
lucho por un amor de verdad,
el nuestro siempre.


Te esperaré aún diciéndote adiós,
te esperaré arriba también si así decido responderte,
te esperaré donde siempre dijimos volver,
te esperaré tanto como sonrías.


Siempre.


Hasta dentro de un día,
hasta pronto,
hasta luego y,

por si no te vuelvo a tener,

adiós.

125

Un mes,
ya ha pasado un mes sin ti,
sin besarte,
tus labios jdr,

eran la perfección si de amor hablo sobre ti,
sin tu mirada,
sin tu protección,
sin mi felicidad.


Tu eres feliz,
y era de lo que se trataba esto,
que sin estar juntos lo fuéramos,
pero sin ti yo no,
yo no avanzo sin tu felicidad junto a la mía,
yo no avanzo sin tu sonrisa reflejada en mis ojos,
yo sin tu mano no avanzo.


No se si esperar,
o esperarte,
mi futuro es contigo,
pero la agonía me invade.


Que egoísta soy,
al no poder disfrutar de tu felicidad sin mi,
que egoísta eres Aroa,
déjalo marchar.


Triste yo,
que te espero sin respuestas,
donde todo esta aclarado y solo pasan los días sin nada que cambie.


Al final si que estará todo mas que definitivo,
al final si que tendré que acostumbrarme a tener vidas separadas.


Sin tu amor,
tendré que acostumbrarme a encontrarlo en mi.


Te amo,
vuelve.

O35.

Tres semanas se cumplen hoy sin ti;
recuerdo nuestro último día,
fue frio, sin miradas complices que nos unieran,
necesitábamos descansar ya.


Han pasado tres semanas ya sin ti,
y duele,
es como tener el corazón congelado,
no siento nada,
no me importa nada más.


Tu fuiste el que me curaste, el que me ayudó a salir del infierno al que siempre vuelvo a caer,
pero solo siento tu ausencia.


Tu ausencia duele,
duele no poder abrazarte por detrás,
duele no poder reirme tanto como lo solia hacer,
o mejor dicho,
como solias hacerme reir tanto.


Espero que no pasen otras tres semanas sin ti,
quiero sentirte cerca,
poder sumergirme en tu alianza,
que me protejas de lo oscuro que hay fuera
y que nos quedemos acurrucados en nuestro sentimiento.


Este sentimiento que tenemos enredado,
y que tenemos que encontrar la manera de alisarlo,
para disfrutarlo,
y disfrutarnos...


Te amo, y te extraño, y me muero.

Y te espero,

otro día más.

09 febrero, 2016

Realmente.

Realmente,
si te soy sincera,
odio no recordar el día en que te conocí.
No sé si por suerte o por desgracia,
pero me acuerdo de la primera mirada que te eché,
lo supe,
llámalo casualidad,
destino,
lo que sea,
como siempre decimos,
pero me acuerdo que cuando te miré y,
realmente,
te observé,
me encantaste,
y así fue.
Me has regalado más momentos intensos,
y llenos de carcajadas de los que por derecho,
me correspondían vivir,
y no puedo dejar de sentirme repleta,
y pletórica por tanto.
Si tuviera que quedarme con un momento,
elegiría esa primera mirada hacia ti,
porque a partir de esa,
vinieron las demás,
y encima,
recíprocas.